Danza del vientre y embarazo

En un origen la danza del vientre era un medio para conectar con la Madre, la esencia femenia creadora, que aporta sustento y nutre.

En el antiguo Egipto Isis era la diosa de la fertilidad que enseñó a las mujeres la agricultura. Según el papel de esta gran diosa femenina a veces también se llama Nut, Hathor o Neftis, comparable a la Venus griega.



En partos y época de cosechas se celebraban rituales con danza en honor a esta diosa. En estas danzas habían bailarinas especializadas y los movimientos de cadera eran muy importantes, su función era venerar a la Diosa para que protegiera a la madre, y al bebe, para aportarles salud y energía.

En las danzas relacionadas con la fertilidad de la tierra, el pisar el suelo fuertemente con los pies (danzas africanas) atraia la energía terrenal para que la cosecha creciera sin plagas y fuerte.

Algunos de los beneficios de la danza oriental para la maternidad:
  • Prepara la musculatura para el parto y favorece la recuperación del útero después.
  • Trabaja y desbloquea los chakras inferiores relacionados con la tierra, y la fertilidad.
  • Realizado sin impactos, es un ejercicio que masajea y estimula de forma suave al bebe en su medio líquido.
  • Activa la circulación sanguinea y el retorno venoso de las extremidades inferiores
  • Relaja tensiones enocionales y físicas
  • Segrega endorfinas
Un video precioso




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina