LA ENERGÍA EN LA DANZA

Esta es una visión personal basada en la experiencia de años como aprendiz, profesora y bailarina.

Concentrar la energía


Cuando somos conscientes de una parte de nuestro cuerpo y focalizamos la energía en esa parte somos capaces de controlar el movimiento. Por ejemplo, nos concentramos en la muñeca, si nos concentramos en concentrar la energía en la muñeca, al mover esa energía estaremos arrastrando el resto de la mano, incluso del brazo o el resto del cuerpo. Esa es la base del control físico, de la disociación de cada pare de nuestro cuerpo para moverlo de forma independiente del resto. Cuando partimos de cero en danza esto es básico, ya que en base a esto lograremos una mejor técnica y control físico. Estamos concentrando la energía en puntos del cuerpo o partes del cuerpo, controlándolo. Los movimientos típicos de fusión tribal suelen ser de contracción energética.

Expandir la energía


Pero también podemos en vez de concentrar expandirla, utilizar esta misma energía para dejarnos fluir, abandonarnos al sentimiento, improvisar y expresar, no interpretar. Incluso con movimientos de expansión de brazos, de caderas, al utilizar faldas anchas de vuelo, todo transmite apertura. Aquí es donde encontramos los movimientos típicos del tribal puro ATS.

Expresar el sentimiento de verdad no es interpretar un sentimiento (eso es teatro), es desnudar el alma en ese mismo presente, por eso a veces sentimos tanta vergüenza al bailar en público, porque nos abrimos a mostrar qué sentimos en ese momento, y puede hacernos sentir vulnerables.

Esa es la base de la danza que es capaz de transmitir un sentimiento, es danza expresiva, capaz de expresar qué sentimos en ese momento, sea tristeza, alegría, rabia, es energía que focalizamos y liberamos en una parte de nuestro cuerpo o en el cuerpo entero.

Danzas en círculo
Al bailar en círculo movemos la energía en forma de vórtice, de espiral. Podemos girar sobre uno mismo o desplazarnos con más personas formando una gran figura circular. El girar a un sentido u otro tiene sentido.

Si giramos hacia la izquierda, la energía es centrífuga, la expandimos, la hacemos subir hacia al cielo, incluso podemos transmitir esa fuerza que asciende, activa, emociona.

Si giramos hacia la derecha, la energía es centrípeta, la contraemos, la hacemos bajar hacia la tierra, transmitimos relajación. Al contrario que la contracción, y concentración es el yang, la expansión, apertura es el yin.

4 comentarios:

Opina